miércoles, 10 de febrero de 2010

Cazador de Tormentas


Un alma asustada por el murmullo de la tormenta busca desesperadamente la manera de escapar. Cegada por los destellos, inmóvil, sin vida se hunde en la oscuridad. Las manos del cazador intentan atrapar los rayos que la confunden para liberarla una vez más.
¿Dónde escapar de todo lo malo? ¿Dónde encontrar todo lo bueno? No existe, no sueñes o sino dolerá más. Acepta las tempestades. Lucha contra las tormentas. No te escondas más porque las manos del cazador no siempre estarán.

Se tu propio cazador y esfuérzate por no sentir miedo jamás.
 
;