lunes, 8 de febrero de 2010

Inmortalidad

¿Qué harías con la inmortalidad? La gente la teme y desea con intensidades similares. ¿El alma del humano esta hecha para perdurar o se deteriora al ritmo de lo físico que vemos declinar? Los libros nos muestran muchas veces la podredumbre que embarga a aquellas almas atormentadas en las que el paso de los años hace que se vuelvan más oscuras, más mezquinas…en definitiva dejan de ser ‘humanas’ para pasar a ser denominadas ‘monstruosas’. Ejemplo de ello es el libro de “El retrato de Dorian Gray”. Lo he leído un par de veces en mi vida y no hace mucho vi su última adaptación en película. No tengo nada en contra de las adaptaciones, de la que hablo no me desagradó pero nunca será el libro. No hay NADA mejor que un libro.



Pero porqué, después de este ejemplo, aún así lo deseamos? La inmortalidad para ser deseada debe asociarse con la juventud o la salud sino…¿Cómo sino la íbamos a utilizar?
En un mundo donde los temas económicos y sociales solo se habla de crisis y calamidades el cine y la literatura en auge siempre coinciden con seres más allá de la muerte, del dolor, de lo humano, que nos hagan experimentar lo que no podemos en la realidad cotidiana. La ciencia ficción invade los cines y las estanterías y aquellos pocos dramas que vislumbramos son siempre de épocas pasadas para auto-convencernos de que lo malo pasará, siempre hay un mañana

Finalmente me pregunto…que haría yo con la inmortalidad? Las bibliotecas más famosas del mundo se convertirían en mis nuevos hogares!
 
;