martes, 26 de julio de 2011

Para aquellos que piensan que los animales no entienden ni tienen sentimientos...

Deprimida en el sofá viendo una la película observo por el rabillo del ojo como viene con pasos suaves y cabecita gacha una de mis peques (Jaqueline para ser exactos)... con una patata frita robada de no sabe donde la cual deja al lado mío. Me mira, se aleja a una esquina del sofá donde se sienta y espera.

Esta perra estuvo 10 meses abandonada en una aldea así que para ella la comida es algo sumamente importante...Me he puesto a abrazarla y besarla como si me hubiera dado un millón de euros ( aunque la verdad es que me ha hecho muchísimo más feliz).

Con ese gesto se me ha olvidado porque estaba triste :)


 
;